Consigue tu hipoteca con las mejores condiciones, sin moverte de casa

Nuestros expertos asesores negocian con las entidades de crédito para conseguir la hipoteca que mejor se adapte a ti. Dinos lo que estás buscando:

Hipotecas 100 por 100

Comprar una vivienda sin ahorros

Comprar una vivienda supone un desembolso inicial importante para todos los consumidores. Al adquirir una casa es necesario tener como mínimo el 20 % del valor de la propiedad ahorrado. 2020 se cerró con un precio medio de 1.786 euros el metro cuadrado en España, por lo que un piso de 50 metros cuadrados tendría un valor de 89.300 euros. A esto habría que sumarle todas las comisiones, gastos de notaría etc. De media, un usuario debería tener entre 20.000 y 30.000 euros de liquidez para poder afrontar los gastos iniciales. Actualmente, no está al alcance de todos. Por ello, las hipotecas 100x100 son la solución para la mayoría. ¿Necesito hipoteca 100 mas gastos? ¿Qué puedo hacer? ¡Te lo contamos!

Comprar una vivienda sin ahorros con hipotecas 100 por 100

La crisis económica que estalló en 2008, a raíz de la burbuja inmobiliaria, supuso para los bancos un creciente aumento de la morosidad. Por este motivo, las vías de entrada para hipotecas 100 y financiación son muy reducidas en la actualidad. Sin embargo, sí es posible encontrar varias soluciones para todas aquellas personas que quieran comprar una vivienda sin ahorros. Todo dependerá del valor del inmueble, de la solvencia del usuario, así como la intermediación financiera.

El desembolso inicial es una de las principales trabas con las que se encuentran aquellos usuarios que se quieren independizar o bien cambiarse de casa, o encontrar una hipoteca para segunda vivienda. En general, las entidades financieras no te concederán financiación para más del 80 % del valor del inmueble. Esto significa que deberás tener el 20 o el 30 por ciento restante. Pero, además debes prestar atención a todos estos gastos con los que te vas a encontrar:

  • Notaría: Los gastos de notario están directamente relacionados con el valor del inmueble. En general, suelen rondar entre el 0,1 y el 0,5 % del valor de la propiedad.
  • Gestoría: El gestor suele costar entre 300 y 400 euros aproximadamente.
  • Tasación: Al igual que ocurre con el notario, estos gastos están completamente relacionados con el precio de la vivienda. Sin embargo, para un inmueble de 150.000 euros, los gastos suelen rondar los 300 euros.
  • Registro de la propiedad: Supone un 0,2 % del total de la vivienda
  • Comisión de apertura de la hipoteca: Dependerá de la entidad financiera con la que vayas a firmar el contrato. En líneas generales puede estar sin comisiones hasta un 1,5 % del valor del inmueble.
  • Impuestos: En este caso, el Gobierno decidió no seguir cobrando el Impuesto de Actos Jurídicos documentados. Por ello, en el caso de ser una vivienda de nueva construcción deberás pagar el 10 % en concepto de IVA.

Con todos estos gastos extra, deberías tener de media unos 15.000 euros extra a los 20.000 o 30.000 presupuestados anteriormente. En este sentido, deberías tener líquidos unos 35.000 o 45.000 euros mensuales. En caso contrario, deberás plantearte diferentes vías para conseguir comprar viviendas sin ahorros.

¿Cómo conseguir financiación al 100% de la hipoteca?

Contar con la liquidez necesaria para acceder a la compra de una vivienda no suele ser habitual. La mayoría de la población presenta grandes dificultades para conseguir ese 20 % necesario. Por este motivo, si necesitas una hipoteca sin ahorros cuentas con varias opciones:

Valor de tasación

Generalmente, una entidad financiera solo te va a ofrecer una hipoteca de como máximo el 80 % del valor del inmueble. No es una norma escrita, pero es un comportamiento que siguen para prevenirse de la morosidad. La burbuja inmobiliaria cambió las barreras de entrada. Se entiende que, si has sido capaz de ahorrar el 20 % de la vivienda, tienes un perfil estable. Por este motivo, podrás hacer frente sin problemas al pago de las diferentes cuotas hipotecarias durante los 10, 20 o 30 años que dure el préstamo.

Sin embargo, si no cuentas con este importe en tu cuenta corriente, quizás el valor de tasación puede ayudarte a conseguir una mejor financiación. La condición necesaria es que el valor real de compraventa del inmueble esté por debajo de la tasación. Pongamos por caso que quieres adquirir un inmueble de 150.000 euros. En este caso, el valor de la tasación debería ser como mínimo de 188.000 euros. De esta forma, el banco podría concederle un crédito de 150.400 euros, que es lo que corresponde al 80 % del precio de la vivienda. Tendría, de esta forma, cubierto el cien por cien del valor de la hipoteca.

Perfil solvente

La regla general es que los préstamos se puedan dar como máximo al 80 % del valor de la vivienda. No obstante, esto puede cambiar dependiendo de la solvencia que puedas demostrar como cliente. Esto significa que, si cuentas con una estabilidad financiera y laboral, las posibilidades de conseguir una hipoteca cien por cien son más elevadas.

Para poder optar a cambiar las condiciones de tu préstamo deberás tener un sueldo o unos ingresos mínimos de 2.500 euros mensuales aproximadamente. Además, tu contrato laboral deberá ser indefinido y contar con por lo menos una cierta antigüedad laboral para demostrar que es poco probable el despido. Por otro lado, no es compatible esta posibilidad si se cuentan con otros créditos, o bien estar en algún fichero de morosidad.

Vivienda que sea propiedad del banco

En los últimos años, debido a la enorme morosidad de muchos usuarios, las entidades financieras han ido acumulando numerosos activos inmobiliarios. En este sentido, las condiciones de las hipotecas de las propiedades que son del banco suelen ser mucho más ventajosas para ti.

Sin embargo, esto también estará supeditado al perfil del cliente. Es decir, aunque las condiciones sean más favorables, no siempre llegará a ser una financiación del 100 por 100. Por ello, es un punto más a tu favor.

Asesor hipotecario

La figura de un asesor hipotecario que te guíe y pueda negociar con el banco directamente es fundamental. Suelen ser expertos en el mundo de los préstamos, y podrán analizar al detalle tu solicitud. Simplifican las gestiones ya que mantienen una relación muy cercana con todas las entidades financieras. Conocen en profundidad todos los productos financieros que tienen disponibles. Por estas razones, tienen mayor tasa de éxito a la hora de negociar una ampliación de la hipoteca por encima del 80 % de financiación del valor del inmueble.

Recuerda que ampliar la hipoteca supone unas comisiones que debes tener en cuenta a la hora de encontrar el mejor camino. Con algunas entidades financieras puede suponer casi como firmar un contrato nuevo hipotecario.

Doble garantía hipotecaria

Si has probado todas las vías para conseguir hipotecas 100 por 100, y aun así te han rechazado la financiación del cien por cien de la hipoteca, existe una última posibilidad que se conoce como garantía hipotecaria. Consiste en que el banco te presta el 80 por ciento del valor del inmueble y, además, el 20 por ciento restante se cubre a través de una segunda propiedad.

Por lo general, esta última suele recaer en la vivienda de los padres de la persona que solicita la hipoteca. Si existiera algún tipo de impago, el banco podría ejecutar la opción de la vivienda. Sin embargo, sólo podrían quedarse con el 20 por ciento de la propiedad. No en su totalidad porque solo se ha financiado este porcentaje.

Antes de apostar por esta opción es importante valorar los riesgos. Existen más opciones de conseguir una hipoteca por el cien por cien de la vivienda, pero también hay activos que perder.

Características de las hipotecas 100 x 100

También es importante valorar las características particulares que tienen este tipo de hipotecas. Al ocupar un mayor volumen de financiación, estos préstamos cuentan con algunas diferencias respecto a los tradicionales:

  • Es necesario disponer de algún producto de la entidad financiera: Al ser un crédito más beneficioso para el cliente, el banco acostumbra a exigir la contratación de más productos financieros. Además de domiciliar la nómina y sus ingresos, también puede pedirte que contrates un seguro de vida, seguro de hogar, o incluso una tarjeta de débito o crédito.
  • Al ser un mayor capital, los tipos de interés que te puedas encontrar también son más elevados. El banco asume un mayor riesgo, y a cambio, quiere un mayor beneficio.
  • Los plazos de amortización también son mayores. Es una cantidad de dinero más alta, y se presupone que tardarás más en devolverla que si sólo te diera el 80 % del capital.
  • Suelen estar dirigidas a todos aquellos inmuebles que vayan a convertirse en la primera vivienda de la persona que solicita la hipoteca.

¿Existen riesgos al solicitar una hipoteca de este tipo?

A simple vista, las hipotecas que dan el 100 % de financiación resultan más atractivas. No obstante, como suele decir el refrán no todo es oro lo que reluce. También cuenta con varios riesgos ya que estás asumiendo una deuda mayor. Las posibilidades de que se produzca una situación de impago son más elevadas. No solo porque el plazo de devolución del préstamo es más alto, sino también porque las cuotas hipotecarias también son más elevadas. Los más destacados son los siguientes:

  • Posibilidad de endeudarse: Es una de las situaciones más probables que puede darse en el caso de contratar una hipoteca con un capital más elevado. Como has visto, el importe que debes devolver, así como los intereses serán más altos. Por este motivo, es recomendable que lo revises con precisión. En algunos casos, el atractivo del crédito puede cegarte. Es muy jugoso no tener que adelantar ningún tipo de capital para comprar la vivienda. No obstante, es probable endeudarse más del 35 % de capital algo que no se recomienda para tu salud financiera.
  • El valor del inmueble disminuye: La tasación de tu vivienda es algo fundamental. Uno de los requisitos recomendables es que el valor de la propiedad sea superior al préstamo concedido. Pueden darse dos supuestos que pueden perjudicarte. Por un lado, que no puedas pagar alguna de las cuotas hipotecarias y el banco se quede una vivienda con un valor inferior al que debes. Al mismo tiempo, si decides vender la propiedad, el capital que recibirías no te permitiría saldar la deuda.

¿Qué bancos ofrecen una hipoteca financiada al 100 %?

No son muchos los bancos que financian el 10 dela hipoteca mas gastos. La entidad gallega Abanca, por ejemplo, financia la hipoteca al 90 por ciento. Eso sí, es obligatorio cumplir otra serie de requisitos por parte del cliente. Estos son tener domiciliada la nómina con ellos, así como tener contratado un seguro de vida, hogar y también la tarjeta bancaria.

Otros bancos que dan 100 de la hipoteca son el Santander, siempre y cuando adquieras el inmueble en sus filiales. Estas son Altamira o Casaktua, y la hipoteca tenga un plazo máximo de 40 años. Liberbank es otra de las entidades que te ofrecen préstamos mediante esta modalidad. La condición indispensable es que el inmueble sea propiedad de este banco. Conseguir financiar tu hipoteca sin desembolsar un capital inicial requiere que se cumplan algunas condiciones extra como la contratación de productos financieros de la propia entidad. En muchos casos, ya los puedes tener contratados con alguna empresa por lo que analiza la opción de traspasarlo a estas entidades financieras o de negociar inicialmente con quien tengas los seguros.

Como ves, no son muchos los bancos que te ofrecen una financiación que esté por encima del 80 % del valor del propio inmueble consiguiendo por lo menos un crédito hipotecario al 90 por ciento. En algunos casos, puedes optar por otras vías como pueden ser la negociación o la contratación de un asesor hipotecario que pueda darte más luz.

Si necesitas una hipoteca 100x100 analiza tu situación financiera y establece una estrategia adecuada para tus necesidades. No olvides tener en cuenta todos los riesgos que te hemos mencionado anteriormente para evitar que haber gastado tiempo en encontrar un banco que te dé el 100% de la hipoteca haya acabado siendo perjudicial. No olvides que si tienes dudas puedes contactar con nosotros y te ayudaremos a encontrar tu hipoteca ideal sin moverte de casa.

Consigue tu hipoteca con las mejores condiciones
sin moverte de casa Continuar
Continuar